fbpx

Este es un post invitado de
Pablo Domingo de 
Analizalia

Hoy en día existen numerosos negocios online que puedes empezar con muy pocos recursos y conocimientos previos.

Te lo digo yo, que hace 4 años trabajaba como arquitecto y tenía cero experiencia en Internet, y desde entonces he probado suerte con 6 tipos de negocios diferentes.

Aunque con algunos de ellos me ha ido mejor que con otros, el resultado ha sido que he pasado…

  • De ser empleado a ser autónomo
  • De tener un horario fijo a trabajar cuando quiera
  • De seguir las órdenes de un jefe, a empezar mis propios proyectos
  • De ir todas las mañanas a una oficina, a trabajar desde donde quiera
  • Y de ganar lo justo para vivir, a tener suficientes ingresos para mudarme a Barcelona con mi novia, reinvertir en mis negocios y que aun así me sobre dinero para ahorrar

Si estás leyendo este post, seguramente tú también sueñas con hacer algo parecido. Sin embargo, te dices a ti mismo que ya lo harás cuando tengas una buena idea, cuando aprendas más sobre el mundo online o cuando te toque la lotería.

Todo son excusas.

Para tener un negocio online y conseguir lo que yo he conseguido, no es necesario tener una idea brillante, ni grandes conocimientos previos, ni un gran presupuesto.

Lo único que necesitas es lanzarte y empezar, y el camino se irá abriendo.

En este post voy a demostrarte que lo que digo es cierto contándote en detalle mi trayectoria desde que escuché hablar por primera vez de los negocios online, hasta hoy, que puedo vivir exclusivamente de esto y tengo la libertad de hacer lo que me apetece en cualquier momento del día, todos los días de la semana.

Además, voy a compartir contigo lo que he aprendido en estos años sobre cada uno de esos modelos de negocio, para que si decides empezar uno de ellos partas con ventaja y no cometas los mismos errores que yo cometí en su día.

Quiero hacer especial hincapié en que todos los proyectos que voy a mencionar a continuación son proyectos que podrías empezar hoy mismo con cero conocimientos y unos pocos euros (menos el último, que sí que requiere una inversión previa).

Mi objetivo es presentarte varias de las opciones que tienes a tu disposición y compartir contigo mi experiencia con cada una de ellas para que te hagas una idea de qué es lo que puedes esperar si eligieses cualquiera de esos caminos, sepas cuáles son los primeros pasos que tendrías que dar en cada caso y te lances de una vez a crear tu propio negocio online.

Índice [mostrar]

Mi trayectoria como emprendedor: los 6 tipos de negocio por Internet que he probado en los últimos 4 años

Negocio #1 – Blog personal

En enero de 2014 llevaba una vida convencional.

Vivía como otros muchos españoles en el extranjero, trabajando como arquitecto en una empresa en Suiza.

Mis condiciones laborales eran muy buenas: trabajaba de lunes a miércoles, cobraba más que suficiente para vivir bien e incluso me sobraba dinero para ahorrar.

Sin embargo, no estaba satisfecho.

A pesar de que la filosofía de la empresa me gustaba y los proyectos eran interesantes, me sentía encerrado entre cuatro paredes y obligado a cumplir un horario. Y lo más frustrante era que no encontraba una alternativa para salir de ahí.

Un día, mirando mi Facebook, vi que alguien había compartido un post en el que un tal Ángel Alegre explicaba cómo creó un negocio pasivo online para irse a viajar por el mundo.

El título me llamó la atención y decidí hacer clic, y en cuanto me puse a leer me quedé pegado a la pantalla.

No me podía creer que existiese eso que él llamaba ingresos pasivos.

¿Cómo podía ser posible trabajar una sola vez para crear una página web y que esta generase ingresos de manera constante y automática incluso años después de haberla terminado?

En ese momento lo vi muy claro: yo tenía que conseguir lo mismo a toda costa.

Había visto en otro post de Ángel que él ya vivía de los ingresos que le generaba su blog y me entusiasmó la idea de poder rentabilizar mi pasión, así que decidí empezar un blog personal.

La pregunta era: ¿sobre qué?

No me resultó nada fácil el encontrar una temática que me convenciese. Pero después de darle muchas vueltas, decidí retomar algo que había dejado abandonado y que, además de encantarme, consideraba que conocía suficientemente bien como para poder compartir mis conocimientos con otra gente: el dibujo técnico.

Como tenía cero conocimientos sobre cómo montar un blog, necesité dos meses para tener todo lo básico a punto:

  • 3 posts publicados
  • Las páginas principales publicadas: portada, sobre mí y contacto
  • La lista de correo abierta y configurada
  • Las cuentas en las Redes Sociales listas

Fue un proceso difícil en el que tuve que enfrentarme a muchas barreras mentales, como hacer pagos por Internet para contratar el hosting, que era algo nuevo para mí, o abrirme una cuenta en las Redes Sociales, que también fue un reto porque lo sentía como una invasión de mi vida privada.

Aun así, el 20 de abril de 2014 abrí las puertas de mi blog: 10endibujo.com.

Tras el lanzamiento, me propuse un ritmo de publicación de 2 posts semanales y lo cumplí estrictamente durante meses. Incluso en verano, mientras estaba de vacaciones en Cádiz con mi novia, se fueron publicando de manera rigurosa los posts que había programado con antelación.

Además, con la intención de hacer más claras las explicaciones de algunos dibujos y a la vez aumentar las visitas, decidí abrir un canal de YouTube, que en julio ya contaba con 7 vídeos.

Desgraciadamente, a pesar de mis esfuerzos, el blog no acababa de despegar.

Después de 3 meses montando la web y otros 3 meses publicando de manera constante, el blog recibía menos de 1.000 visitas mensuales (unas 30 visitas al día), y contaba sólo con 11 suscriptores en la lista de correo y 4 suscriptores en el canal de YouTube.

Visitas al blog 10endibujo
Visitas en el blog 10endibujo.comresu hasta julio de 2014

Pero lo más grave no era la falta de visibilidad, sino que el blog no me daba un duro.

Por motivos personales, mi novia y yo habíamos decidido dejar Suiza e irnos a vivir a Barcelona, por lo que llevaba desde mayo sin trabajo.

Mi intención era no tener que volver a trabajar en una oficina nunca más, así que no me quedaba más remedio que quemar todos los cartuchos y conseguir vivir de los negocios por internet.

Tenía que encontrar una manera de monetizar el blog como fuera.

En ese momento me di cuenta de dónde estaba el problema.

Hasta ese momento, 10endibujo sólo había sido una plataforma con la que darme a conocer, no un negocio. ¡Por eso no estaba ganando dinero!

La realidad era que si quería conseguir ingresos, tenía que vender algo.

Así que después de darle unas cuantas vueltas, decidí vender libros.

Negocio #2 – Publicación y venta de libros electrónicos

Me interesé en la publicación y venta de ebooks porque todas las referencias que había leído hasta ese momento me hacían pensar que era un negocio que podía reportarme ingresos pasivos.

Sólo tenía que trabajar una vez para escribir los libros y luego podía ganar dinero con ellos durante años. Y como sólo se podrían comprar a través de Internet, todo el proceso de venta sería automático y tendería un coste mínimo tanto si vendía una unidad como si vendía un millón.

La única dificultad estaba, lógicamente, en encontrar compradores, y por suerte yo ya los tenía en forma de lectores y seguidores de 10endibujo.

Mi plan era cubrir todo el temario de secundaria en diferentes libros, de tal manera que si a alguien le gustaba uno de mis libros seguramente acabaría comprándome los demás, así que decidí empezar por un tema que a mí me resultaba fácil de abordar y que suele darle muchos dolores de cabeza a los alumnos: la homología.

Aunque a primera vista escribir un libro con teoría y ejercicios de una asignatura pueda parecer sencillo, la realidad es que requiere de una enorme disciplina y constancia en el trabajo.

El motivo es que, aunque al principio piensas que todo está muy claro en tu mente, cuando te dispones expresar lo que sabes de una manera argumentada, clara y pedagógica te das cuenta de que necesitas hacer una profunda investigación y echar muchas horas para conseguir que quede todo bien explicado.

Además, mientras escribía el libro no quería abandonar el blog, ya que era mi recurso principal para captar futuros compradores, por lo que mantuve el ritmo de 2 posts semanales.

En total, me llevó 3 meses de intenso trabajo escribir el libro.

Y para que quedase más completo, le añadí al paquete 6 vídeos con explicaciones detalladas de algunos ejercicios complejos y  preparé una imagen digital de venta en 3 dimensiones.

Este fue el resultado:

publicar ebook
Maquetación 3D del primer ebook que publiqué

Finalmente, en octubre de 2014, conseguí ponerlo a la venta a través de mi página web.

Había sido un proceso largo y difícil, pero todo ese esfuerzo había merecido la pena porque ahí estaba mi primer libro a la venta.

¡Mi primera fuente de ingresos pasivos!

Las ventas del libro fueron todo un éxito: vendí 8 copias en un mes, que supusieron un total de 42.80 euros en mi recién abierta cuenta de Paypal.

ventas ebook paypal
Ventas del ebook por Paypal durante el primer mes

Sé que es una cantidad ridícula, pero para mí fue una gran victoria porque por primera vez después de 10 meses de trabajo había conseguido ganar dinero por internet y vender un producto que yo mismo había hecho.

Era la demostración de que aquello que estaba soñando era posible.

Estaba encantado.

Pero también me di cuenta de que aquel camino era difícil.

Había tenido que trabajar muy duro durante 3 meses para poner a la venta un ebook por 5,90 euros y conseguir 8 ventas (2 de las cuales fueron de mi suegra y de mi madre), y encima nadie me garantizaba que ese ritmo se fuera a mantener.

Estaba claro que necesitaba publicar muchos más libros si quería vivir de ello, lo que significaba muchos más meses de trabajo, y en ese momento no disponía de tanto tiempo.

Necesitaba conseguir ingresos urgentemente, así que me lancé a probar un nuevo modelo de negocio del que había oído hablar mucho.

Negocio #3 – Páginas nicho

Cuando me di cuenta de que ni el blog ni la venta de ebooks me iban a dar a corto plazo el nivel de ingresos que estaba buscando, empecé a pensar en qué otros modelos de negocio podía probar. Y el primero que me vino a la cabeza fueron las páginas nicho.

Era el mismo modelo de negocio que le había permitido a Ángel dejar su trabajo para irse a viajar por el mundo, y por lo que contaba en su blog no parecía demasiado difícil de implementar.

Sólo había que hacer lo siguiente:

  1. Crear una página web de análisis y recomendaciones de productos de una temática muy específica
  2. Incluir “links de afiliado” a Amazon cada vez que menciones un producto en uno de los artículos de la web. Un link de afiliado es un link especial que contiene tu identificador, de manera que la Amazon sabe que la persona que ha hecho clic viene de tu parte y te paga una comisión si esa acaba comprando en las siguientes 24 horas
  3. Utilizar técnicas SEO para posicionar la web en los primeros puestos de Google para búsquedas relacionadas con la temática y de esta manera conseguir visitantes

Una vez montado, el sistema funciona de manera automática: todos los días hay gente que encuentra tus artículos, una parte de esas personas llega a Amazon a través de uno de tus enlaces de afiliado, y de ahí un pequeño porcentaje compra, lo que te genera una comisión.

Aquí tienes un ejemplo: debuceo.org.

Este modelo de negocio se conoce como marketing de afiliación, y aunque en ese momento me parecía muy atractivo, la idea de abandonar 10endibujo para promocionar productos al azar no me hacía demasiada gracia. Llevaba varios meses trabajando en el blog y en los libros, y el dibujo técnico seguía siendo una temática que me apasionaba.

Sin embargo, al final tuvo más fuerza la necesidad de encontrar un negocio que funcionase y me diese ingresos que el seguir mi pasión.

En ese momento lo primordial para mí era poder disfrutar de libertad horaria y no tener que volver a trabajar en una oficina de empleado, así que me tragué mis dudas y me puse manos a la obra.

Me empollé de arriba abajo el Niche Site Duel de Pat Flynn e hice el Niche Profit Course de Chris Guthrie, los mismo recursos con los que se formó Ángel en su día, y después de dos semanas de estudio, análisis y de comparar diferentes nichos, el 28 de octubre compré mi segundo dominio en internet.

A partir de ahí, me centré en publicar artículos con enlaces de afiliado y a aplicar las estrategias de posicionamiento, y por suerte los resultados no tardaron en llegar.

En diciembre, tan solo 2 meses después de haber comprado el dominio, la web tuvo 1.295 visitas únicas, y en enero de 2015 superó las 5.000 visitas mensuales.

Visitas pagina web nicho
Visitas únicas en la primera web nicho hasta enero de 2015

Y eso de las visitas estaba muy bien…

Pero lo realmente importante fue que por fin conseguí unos resultados económicos significativos.

En el mes de diciembre la web me dio 46,41 euros, mientras que en enero generó 108,97 euros.
Estos ya empezaban a ser números interesantes.

Informe ventas pagina nicho
Ventas de la página nicho en el mes de enero de 2015

En solo 2 meses había conseguido montar una web que generaba más de 100 euros mensuales, lo cual quería decir que, incluso si esa página nunca llegaba a darme a más dinero, tan solo tenía que crear otras 9 iguales para alcanzar los 1.000 euros al mes y poder vivir de Internet.

Y lo mejor es que ¡ni si quiera le había dedicado un 100% de mi tiempo a ese proyecto!

Durante esos meses había estado escribiendo un segundo libro de dibujo que conseguí poner a la venta en enero (tuvo un éxito similar al primero), y además había mantenido un ritmo constante de publicación en el blog.

De hecho, la visibilidad de 10endibujo había ido aumentando en silencio, y tanto en noviembre de 2014 como en enero de 2015 el blog superó las 14.000 visitas al mes.

visitas unicas blog
Visitas únicas en el blog hasta enero de 2015

El hecho de recibir casi 15.000 visitantes únicos en tan solo un mes me hizo plantearme la posibilidad de rentabilizar ese tráfico de manera pasiva, es decir, sin que yo tuviera que hacer nada.

La única manera que conocía de conseguir algo así era a través de la publicidad contextual, así que decidí darle una oportunidad.

Negocio #4 – Publicidad contextual

La publicidad es uno de los métodos de monetización que peor fama tiene en Internet. El motivo es que es molesta para el usuario, afea el aspecto de las webs y hace que la imagen que ofrecen sea menos limpia.

A pesar de que todas esas quejas son ciertas, decidí poner anuncios en mis páginas porque en aquel momento mi prioridad era alcanzar cuanto antes una cantidad decente de dinero para vivir y cualquier fuente de ingresos adicional era bienvenida.

Además, yo lo veía como un intercambio en el que todas las partes salían ganando:

  • Mis lectores seguían recibiendo contenido gratuito (y quizá en ocasiones les podía interesar la publicidad que les aparecía)
  • El anunciante recibía posibles compradores
  • Google se lleva una comisión como intermediario
  • Y yo me llevaba una comisión y podía seguir con mi trabajo

Colocar publicidad contextual en mis webs fue muy sencillo: sólo tuve que introducir un código en WordPress.

A partir de ahí, Google Adsense empezó a mostrar aquellos anuncios que consideraba más relevantes para mis visitantes y cada vez que un usuario hace clic en uno yo me llevaría una pequeña comisión publicitaria.

Aquí tienes un ejemplo:

Publicidad contextual AdSense blog
Ejemplo de publicidad contextual por AdSense en 10endibujo

Además de eso, también activé la publicidad en mis vídeos de YouTube. De esta manera, podía sacar una pequeña rentabilidad de algo que en cualquier caso ya estaba montado y que por el momento no me estaba dando beneficios.

Con Adsense activo en el blog y en los vídeos, sólo tenía que esperar a que el dinero llegase a mi cuenta.

Desgraciadamente, no llegó demasiado…

Durante las primeras semanas gané un máximo de 70 céntimos al día (y un mínimo de 0).

Y en los 2 primeros meses acumulé un total de 13.81 euros.

Ingresos AdSense
Ingresos por AdSense en el blog

Aunque estos resultados puedan parecer ridículos, para mí fueron la constatación de que podía rentabilizar visitas y conseguir una fuente de ingresos adicional sin esfuerzo.

Acuérdate de que me costó 10 meses de duro trabajo conseguir el primer euro por internet.

Ahora, sin embargo, había conseguido más de 13 euros sin esfuerzo, y eso que sólo había puesto banners en algunas páginas del blog y no me había preocupado de optimizar el tamaño ni la posición de los mismos.

Sentía que iba por el buen camino, y por fin todo empezaba a encajar y los ingresos a sumarse.

Ya contaba con:

  • Ingresos por la venta de 2 libros
  • Ingresos por afiliación de Amazon
  • Ingresos por publicidad de AdSense

Aun así, para finales de ese mes de febrero de 2015, mis ingresos totales solo habían alcanzado los 257.70 euros, cifra muy inferior a lo que podía desear para cubrir mis gastos de vida.

Hacer nuevas páginas nicho parecía la solución más razonable y efectiva para aumentar mis ingresos, pero aun así me llevaría varios meses conseguirlo y yo necesitaba cash rápidamente.

Por suerte, en ese momento, cuando más lo necesitaba, recibí una propuesta que solucionó mi problema.

Negocio #5 – Clases particulares online

A raíz del crecimiento de 10endibujo, cada vez me contactaba más gente a través del blog para hacerme preguntas sobre dibujo técnico.

Yo respondía a todo el mundo y no le daba mayor importancia al tema… hasta que a finales de febrero me escribió un chico del País Vasco diciendo que le gustaba mucho mi manera de explicar y que quería que le diera clases particulares.

Por aquel entonces yo vivía en Barcelona, que no está precisamente cerca, así que la única opción que tenía para impartir esas clases era hacerlo a través de Internet.

Sin embargo, no estaba convencido de que eso fuese a funcionar.

Sabía que era posible enseñar idiomas por Skype, porque el alumno sólo necesita escuchar correctamente y la imagen es útil únicamente para estrechar lazos y mantener una comunicación más cercana.

Pero una asignatura tan visual como el dibujo técnico era algo muy diferente…

No obstante, vi a este chico tan convencido que acepté darle una clase de prueba.

Me fui al bazar de “todo a 100” más cercano, compré una pizarrita de 40×60 cm y un par de rotuladores e hicimos la clase.

Y aunque para mí la experiencia fue extraña y un poco incómoda, porque sostenía la pizarra sobre mis piernas con la mano izquierda, y mientras intentaba mantenerla encuadrada dentro de la imagen de la webcam tenía que hacer una explicación coherente y lo más sencilla posible sobre conceptos de dibujo técnico, el chaval acabó encantado con la clase.

A partir de ese día decidimos formalizar las clases y hacerlas regularmente.

Eso sí: me encargué de hacer algunas modificaciones en “el aula” y acondicionarla para poder enseñar de una manera razonablemente cómoda, tanto para mí como para mi alumno.

Para ello, instalé una pizarra de 90×120 cm que atornillé a una pared cerca de la ventana, y compré rotuladores de diferentes colores, cartabón de pizarra y un compás para tizas que adapté para rotuladores.

clases particulares online
Instalación para las clases particulares de dibujo técnico online

La nueva “instalación” funcionó a la perfección.

Cada vez que tenía que dar una clase, sólo tenía que levantar el portátil sobre unas cajas para conseguir que la cámara estuviera a la altura de la pizarra y con eso ya tenía el aula montada.

Desde casa, en ropa cómoda y sin tener que perder tiempo en desplazamientos, podía dar clase a alumnos de toda España.

Ya el primer mes recuperé con creces la inversión inicial de 80 euros en material.

Y en los meses sucesivos todo fueron ganancias.

Además, anuncié en el blog y en la página de Facebook que impartía clases online, y gracias al elevado número de visitas y a que se acercaba el final de curso comencé a recibir ofertas.

Del primer alumno recibí los pagos por transferencia bancaria, pero a partir de ahí los cobraba a través de un botón de PayPal situado en la web. Podía permitirme el lujo de cobrar por adelantado y ante la creciente demanda me permití subir el precio de las clases.

Aun así, me seguían llegando ofertas y los alumnos estaban encantados con las clases, ya que podían hacerlas cómodamente desde casa.

Las clases particulares online se convirtieron rápidamente en mi principal fuente de ingresos.

Era dinero directo, justamente lo que necesitaba en ese momento, y como se trataba de una actividad que sólo me quitaba algunas tardes, podía dedicar todas las mañanas y algunos fines de semana a desarrollar nuevas páginas nicho.

En esos tres primeros meses que estuve dando clases particulares abrí 3 nuevas webs, que me dieron en mayo más de 80 euros y en junio más de 150.

En vista de que tenía más alumnos de los que podía abarcar y de que las páginas nicho no paraban de crecer, tomé la decisión de abandonar las publicaciones en el blog para centrarme al 100% en los dos negocios que mejor me estaban funcionando: las clases y las webs de afiliados.

Esta decisión tampoco fue fácil.

El blog había sido mi primera apuesta y estaba intrínsecamente conectado a mí. Me había dejado el alma durante más de un año para que funcionara y lo había dado todo para facilitar la comprensión del dibujo técnico.

Pero si realmente quería vivir de los negocios por Internet, tenía que eliminar aquellas tareas que no me reportaban beneficios y concentrarme en las que sí.

Durante el resto del 2015 me dediqué a levantar un total de 5 páginas nicho y en agosto, aproximadamente 20 meses después de haber empezado toda esta aventura, conseguí por fin lo que andaba buscando:

Superé los 1.000 euros en un mes.

Ingresos 1.000 euros
En septiembre de 2015 alcancé por primera vez los 1.000 euros en un mes con ingresos online

Los ingresos siguieron aumentando hasta final de año, y tuvieron un buen pico de crecimiento durante la campaña navideña.

Yo, por supuesto, no me había imaginado un crecimiento tan grande en tan poco tiempo.

Pero ahí estaba, y gracias a eso podía vivir cómodamente, trabajar desde casa y organizarme el tiempo como yo quisiera, haciendo lo que yo quisiera en cada momento.

La verdad es que era como un sueño: el negocio funcionaba tanto si trabajaba como si no.

Pero una vez que alcanzas un sueño, viene el miedo a perderlo.

Y eso fue lo que me ocurrió.

Aunque la tendencia de mis ingresos era creciente y recibía mis pagos de manera rigurosa, empezaron a surgirme dudas del tipo “¿y si Google penaliza mis páginas?” o “¿qué pasa si Amazon cierra su programa de afiliados?”, y la única solución que se me ocurrió fue diversificar.

La idea era tener fuentes de ingresos muy diferentes, de manera que si alguna de ellas te falla, siempre tienes otra en la que apoyarte.

Por este motivo, y también porque en ese momento mis páginas nicho me estaban generando ingresos de manera automática sin necesidad de dedicarles ni un minuto, me decidí a probar un nuevo modelo de negocio que no tuviera nada que ver con la afiliación.

Negocio #6 – Venta de productos físicos online

Cuando me inicié en el mundo de las páginas nicho empecé a escuchar el podcast de Pat Flynn, y en uno de los episodios escuché a un tal Ryan Moran hablar por primera vez sobre un nuevo modelo negocio muy fructífero con el que –según él– se podía ganar mucho dinero en muy poco tiempo.

Se trataba de vender productos físicos online a través de Amazon.

Ese mismo día hice una búsqueda rápida por Internet para averiguar más detalles sobre el sistema, y descubrí que uno de mis referentes, Chris Guthrie, también hablaba maravillas sobre él.

Tanto Chris como Ryan aseguraban que era un modelo de negocio súper-escalable, y que además era relativamente sencillo llegar a ganar varias decenas de miles de dólares al mes (sí, más de 20.000 dólares mensuales), así que decidí probarlo por mi mismo para ver si todo lo que decían era verdad.

En Enero de 2016 compré Amasuite, un curso de Chris en el que explica todo el proceso paso a paso, y que me ayudó a entender cómo funciona el sistema.

La idea es comprar productos de marca blanca (white-label) a un fabricante chino y venderlos en Amazon más caros bajo tu propia marca.

De manera resumida, lo que tenía que hacer era…

  1. Encontrar en Amazon un producto que tuviera buena demanda y baja competencia
  2. Encontrar una compañía capaz de fabricar ese mismo producto que había encontrado o uno similar a bajo coste
  3. Encargar la producción de varios cientos de unidades al fabricante
  4. Enviar esas unidades hasta los almacenes de Amazon
  5. Preparar la página de ventas del producto, incluyendo imágenes, descripción y precio
  6. Promocionar el producto (opcional)
  7. Esperar a que Amazon vendiera y enviara las unidades para hacer un nuevo encargo

Esto, que puede parecer largo y tedioso, en realidad lo es 

Pero lo bonito del sistema es que una vez que está montado es bastante pasivo.

Es decir, todo el proceso hasta que consigues vender una unidad es complejo y largo, pero una vez que está a la venta, Amazon se encarga de todo gracias a su sistema FBA (Fulfilled by Amazon, en España es Gestionado por Amazon) a cambio de una comisión y tú apenas tienes que dedicarle unos minutos al día.

Y puesto que Amazon se encarga de todo, a ti te cuesta el mismo esfuerzo vender 1 unidad que vender 50 en un día.

Eso lo hace muy escalable.

¿Cómo me fue a mí con este modelo?

Pues yo empecé en enero de 2016 con toda la investigación.

Tardé aproximadamente 1 mes en decidirme por el producto, por lo que a mediados de febrero comencé a buscar fabricante.

Para ello, me fui a la página que me habían recomendado en el curso, Alibaba, ya que allí es fácil encontrar fabricantes a bajo coste. Conseguí que 4 empresas asiáticas me enviaran un producto de muestra cada una, para que yo pudiera comprobar la calidad del producto, el sistema de embalaje, etc.

De una de ellas pedí una segunda muestra y me quedé finalmente con esta.

El proceso de elegir fabricante me llevó también un mes entero.

Por suerte, mis páginas nicho seguían funcionando y dando dinero sin tener que dedicarles tiempo.

El 14 de marzo hice un encargo de 500 unidades y pagué el 50% del total. El otro 50% lo pagué diez días después, una vez que el encargo estaba acabado y los productos estaban listos para ser enviados a Estados Unidos.

pagos venta productos amazon
Pagos al fabricante de productos en China para vender online

El transporte desde las instalaciones del fabricante chino hasta los almacenes de Amazon habría sido una pesadilla si no fuera por las empresas freight forwarders, que se encargan de todo lo necesario para llevar la mercancía del lugar de origen al lugar de destino (transporte, permisos, aduanas…) a cambio de una comisión.

Yo confié en una compañía que tenía buenas referencias en Facebook y les hice el encargo la última semana de marzo, y la verdad es que mereció la pena cada euro invertido.

Finalizada la fabricación y contratado el transporte, la cantidad de trabajo por mi parte se redujo enormemente.

Mientras que esos primeros 2 meses y medio la carga de trabajo había sido muy elevada para encontrar el producto, el fabricante y el transportista, ahora estaba prácticamente todo hecho. Lo único que me faltaba era configurar la página de ventas del producto.

Como sabía que esta última parte era muy importante, encargué la redacción del texto a un buen copywriter de Estados Unidos y las fotografías a una fotógrafa profesional de Barcelona. De esta manera me aseguré un texto persuasivo sin faltas y unas imágenes de calidad que ayudan mucho a vender.

Era abril de 2016, y con la página de venta acabada, solo me quedaba esperar a que los productos llegaran a los almacenes de Amazon.

El 19 de mayo, casi 2 meses después de que saliese de la fábrica, la mercancía llegó a EEUU, así que hice el pago por Paypal y los transportistas de Amazon lo recogieron todo para llevarlo a tres de sus almacenes repartidos por todo el país.

pago transportista
Pago por Paypal al trasnportista (freight forwarder)

Unos pocos días después, Amazon me informó de que habían recibido los productos y los estaban preparando para ponerlos a la venta.

Ventas productos online Amazon
Primeras ventas de mi producto online en Amazon.com

Por fin, el día 27 de mayo (casi 5 meses después de iniciar el proceso) se produjo la primera venta.

Casi no me lo podía creer.

De nuevo había conseguido algo que parecía imposible al principio: que una persona en Estados Unidos decidiera pagar por un bien que yo había producido.

A partir de ahí, las ventas se sucedieron rápidamente.

En esos momentos tenía 5 negocios funcionando y dando ingresos simultáneamente:

  • Las ventas de mis libros electrónicos
  • La publicidad contextual en mis páginas web
  • Las comisiones por afiliación de mis páginas nicho
  • Las clases particulares
  • Las ventas de productos físicos en Amazon en EEUU

Y lo mejor es que en realidad solo estaba dedicando tiempo a 2 negocios: las clases particulares y las nuevas páginas nicho.

Los otros 3 negocios funcionaban en piloto automático.

El 30 de agosto de 2016 había vendido casi todas las unidades y solo quedaban unas pocas que eran devoluciones o tenían alguna tara. Estas acabaron de venderse en octubre.

Ahora seguramente te estés preguntando si toda esta aventura me salió rentable, y si conseguí ganar 20.000 dólares como prometían Ryan a Chris…

Pues bien, aquí tienes un resumen de mis números aproximados:

Gastos

  • Muestras: 300 dólares
  • Fabricación: 2.800 dólares
  • Transporte China-EEUU: 2.600 dólares
  • Transporte hasta Amazon: 640 dólares
  • Copywriting de la página de ventas: 260 dólares
  • Fotografías profesionales del producto: 180 euros
  • Total gastos: 5.800 euros

Resumen

  • Total gastos: 5.800 euros
  • Total ingresos: 3.873 euros
  • Beneficio neto: -1.927 euros

Como ves, este primer encargo no me salió rentable, y tuve unas pérdidas de casi 2.000 euros.

En primer lugar porque cometí un error durante el transporte que me costó 1.000 dólares adicionales. Y en segundo lugar porque el encargo de solo 500 unidades tenía un margen de beneficios muy pequeño.

Después de esta experiencia, no tenía claro si debía seguir con el negocio por dos motivos:

  1. Era un negocio que requería mucho capital. Esos 5.800 euros iniciales eran solo el principio. Producir y transportar 500 unidades me había llevado 3 meses, exactamente el tiempo que habían tardado en venderse. Así que si quería mantener las ventas de manera constante debía hacer un nuevo encargo (preferiblemente mayor, de 1.000 o 2.000 unidades) lo antes posible, incluso antes de cobrar el dinero de las ventas. Esta era una inversión que no podía afrontar.
  2. Las páginas nicho funcionaban estupendamente. Las primeras webs seguían dando dinero sin que tuviera que gastar un céntimo ni dedicar un minuto de mi tiempo. Y las webs nuevas que había empezado en abril estaban dando ingresos ya importantes.

Si algo he aprendido después de haber arrancado 6 negocios diferentes en Internet es que hay que dedicar más tiempo a aquello que funciona y menos a lo que no funciona.

Así que la decisión estaba clara.

Dejé de lado la venta de productos online y me centré en el negocio que hasta ese momento me había dado los mejores resultados: las páginas nicho.

Fue así como cerré una etapa de poco más de 2 años en la que había estado probando numerosas estrategias diferentes, y empecé una etapa de al menos 1 año y medio que llega hasta hoy durante la cual me he centrado en hacer crecer el negocio poniendo el foco exclusivamente en las webs monetizadas por afiliación.

Cómo me gano la vida actualmente

Después de contarte mi experiencia con 6 tipos de negocios online diferente, quizá tengas curiosidad por saber a qué me dedico ahora y qué fue de todos esos proyectos que empecé.

La respuesta es que hoy, casi 4 años después de empezar en Internet, vivo de mis páginas nicho, que constituyen mi principal fuente de ingresos.

A las 5 webs originales se le han sumado una treintena más, lo cual me ha permitido abrir el abanico a diferentes categorías y por tanto a la diversificación. Los descensos en visitas o ingresos de unas páginas se compensan con las subidas de otras, y así van pasando los meses sin grandes altibajos 

No me puedo atribuir ni mucho menos el mérito de haber hecho yo solo todas esas webs, sino que tengo que agradecer a mis colaboradores (redactores y editores) su implicación y esfuerzo. Yo me dedico fundamentalmente a la coordinación y gestión de contenidos.

Además de esas páginas nicho, en marzo de este año 2017 inicié una nueva página web que también estoy monetizando por afiliados de Amazon, pero que no se puede considerar una página nicho sino más bien página web generalista por estar dedicada a muchos tipos de productos diferentes.

Se llama Analizalia, y pretende ser una web de referencia con comparativas súper-detalladas de una amplia variedad de productos.

Por el momento tiene un buen ritmo de crecimiento, tanto en visitas como en ingresos, y eso me hace tener buenas expectativas.

ingresos analizalia octubre
Ingresos por afiliación de Analizalia hasta el 19 de octubre de 2017
visitas analizalia octubre
Visitas únicas en Analizalia hasta el 19 de octubre de 2017

Un excelente complemento a mis ingresos por afiliados es la publicidad.

Tengo banners publicitarios de AdSense tanto en el blog de dibujo como en las páginas nicho. Esta publicidad me suele dar unos beneficios mucho más bajos que la afiliación. No es mucho, pero es una ayuda.

En mi experiencia, AdSense no es una fuente de ingresos muy abundante, pero sí que es 100% pasiva y eso la hace muy cómoda y agradecida. Fíjate la evolución de mis ingresos desde que empecé a utilizarla aproximadamente en enero de 2015.

ingresos adsense
Ingresos totales que he recibido por AdSense desde 2015

Aparte de la publicidad contextual de Google, también cobro publicidad privada por parte de algunas empresas que me han contactado a través de las páginas nicho y querían anunciarse en alguna de las webs.

Esto me proporciona igualmente unos ingresos regulares mes a mes.

Mi última fuente regular de ingresos es la venta de aquellos dos libros que escribí en 2014. No es una gran cantidad de dinero (entre 20 y 40 euros al mes aproximadamente), pero es constante y siempre se agradece: todo va sumando.

Por el camino, he ido dejando aquellos negocios que me han funcionado peor o que no eran compatibles con mis objetivos:

  • Dejé de publicar libros porque a mí personalmente no me ofrecían suficiente rentabilidad
  • También dejé las clases de dibujo técnico online porque prefería concentrarme en negocios pasivos y escalables. Me gustaba la idea de ganar dinero sin tener que estar presente y no me gustaba la obligación de tener que concretar citas y estar en una hora y lugar determinados, aunque sea mi casa. Además, me resultaba agotador dar varias horas de clase seguidas por la tarde y prefería trabajar cuando me apeteciera en las páginas nicho
  • Por último, también abandoné el negocio de vender productos físicos en Amazon, porque requería excesivo capital y no me compensaba

En todo caso, son tres negocios que ya conozco y que en cualquier momento puedo retomar si veo que las circunstancias son favorables.

Como ves, a lo único que le dedico tiempo ahora es a las páginas nicho.

Bueno, a eso y a todos los demás proyectos que van pululando por mi mente y quieren salir 

Mi novia dice que mi cabeza nunca para y siempre estoy inventando cosas nuevas. Y tiene razón.

De hecho, ahora mismo estoy inmerso en la preparación de un video-curso sobre cómo montar una página nicho que tengo previsto lanzar en diciembre.

Si quieres que te avise cuando salga publicado, lee hasta el final del artículo.

Mis consejos si decides que empezar de cero en Internet

En estos casi 4 años trabajando online he cometido muchos errores, pero también he probado muchas cosas y he aprendido mucho.

Me gustaría terminar este artículo compartiendo contigo esos aprendizajes.

Quiero contarte cuáles son –en mi opinión– los pros y los contras de los tres principales modelos de negocio que he probado, las claves para tener éxito con ellos y los mejores recursos para formarse.

Espero que te sirvan de ayuda, y sobre todo, que te animen a empezar.

Consejos para empezar un blog personal

Tener un blog personal es una excelente manera de darse a conocer en Internet y de mostrar tus conocimientos y habilidades al mundo.

Además, bien gestionado, puede convertirse en una plataforma que trabaje para ti 24 horas al día los 365 días al año, promocionando tus productos y servicios en piloto automático y atrayendo oportunidades interesantes a tu vida.

Te sorprenderías de la cantidad de peticiones que te pueden llegar a través un blog sin tener que moverte de tu casa, desde personas que quieren contratarte para que les ayudes con algo, como en mi caso con las clases particulares, hasta invitaciones a conferencias, medios de comunicación u otros eventos.

El problema es que crear un blog que funcione no es fácil.

En primer lugar, ganarte la confianza de la gente no solo basta con ofrecerles información valiosa, sino que debes hacerlo de manera regular durante un largo periodo de tiempo

Conseguir visibilidad puede llevarte muchos meses de trabajo en la sombra, aparentemente sin resultados, y esto es algo por lo que no todo el mundo está dispuesto a pasar.

En segundo lugar, si quieres que tu blog se convierta en un negocio necesitas vender algo.

No basta con publicar información que le guste a la gente y le resulte útil, sino que también tendrás que crear tus propios productos o servicios, superar tus miedos a vender y lidiar con clientes.

Por tanto, diría que un blog es una herramienta estupenda si buscas rentabilizar tus conocimientos por tu cuenta a través de Internet … pero sólo si eres trabajador, perseverante y no te importa exponerte públicamente.

A continuación me gustaría compartir contigo las claves que considero indispensables para crear un blog y convertirlo en un negocio rentable. Espero que te sean útiles 

CLAVE 1: Destina un tiempo prudencial a elegir la temática de tu blog y a partir de ahí, lánzate a la piscina

Elegir la temática de tu blog no es sencillo.

De hecho, mucha gente se atasca en este punto y nunca llega a lanzar su blog.

¡Evita esto a toda costa!

Lo más importante es pasar a la acción.

Dale unas cuantas vueltas y, en cuanto veas que la temática que estás considerando es mínimamente viable, compra el dominio, configura la web y comienza a publicar.

Créeme: una vez que hayas comenzado el blog siempre puedes reorientarlo, y de hecho serán los propios lectores con su feedback y sus comentarios los que te digan cuál es el camino a seguir.

Por ese motivo, pienso que para encontrar una temática viable sólo hace falta que cumpla 3 requisitos:

  • Es una temática que te gusta. No hace falta que encuentres “tu pasión”. Simplemente piensa que durante una temporada tendrás que dedicarle mucho tiempo, así que procura que sea algo en lo que no te dé pereza trabajar.
  • Es una temática sobre la que sabes al menos un poco más que la mayoría de la gente. No es necesario que seas una eminencia en el tema. Con que sepas un poco más que otras personas, ya estás en disposición de transmitirles tus conocimientos.
  • Es una temática con la que piensas que puedes obtener algún beneficio. No te obsesiones con trazar un plan de empresa o con ser muy específico. Basta simplemente con que tengas una primera intuición de dónde podrías sacar algo de dinero.

En mi caso, yo podría seguir pensando en si el dibujo técnico era la temática más adecuada para mí o si debería haber buscado algo que me apasionara más o fuese más rentable. Y si te soy sincero, aún no estoy 100% seguro de que tomase la decisión correcta.

Sin embargo, sé que hice muy bien pasando a la acción.

Sabía que el dibujo me gustaba y que lo había disfrutado en los años de instituto.

También era consciente de que se me daba más o menos bien, y que podía transmitir mis conocimientos y algunos truquillos a otras personas.

Por último, me imaginaba que, incluso aunque no pudiera monetizar el blog de ninguna manera, al menos me serviría como carta de presentación para encontrar clases particulares presenciales, casi a modo de curriculum vitae extendido, por lo que en ningún caso sería tiempo perdido.

Recuerdo que estuve aproximadamente un par de semanas dándole vueltas al tema, y cuando vi que estos 3 puntos más o menos se cumplían, configuré la web y me puse a escribir.

Como ves, no empecé a ciegas, pero tampoco tenía total seguridad ni garantías.

Y en todo caso, aunque me hubiera equivocado, siempre podría haber reorientado el blog sobre la marcha… De hecho, pienso que es algo muy natural que un blog cambie, porque las personas cambiamos constantemente y el blog puede ser un reflejo de eso.

Lo más importante es que no te bloquees con la selección de la temática.

Lánzate y ya tendrás tiempo de pivotar si hace falta.

CLAVE 2: Publica contenido gratuito y de calidad

El contenido gratuito y de calidad en tu blog atrae a lectores interesados en la temática que estás tratando.

Esos lectores pueden convertirse posteriormente en seguidores, y los seguidores pueden convertirse en compradores.

Así que la mejor manera de atraer posibles compradores a tu blog es presentándoles la mejor información posible de manera totalmente gratuita y abierta.

Es importante que seas muy generoso en este punto.

Da toda la información que conozcas e investiga lo que haga falta para ofrecer información complementaria; no te guardes nada. Cuanto más des, más recibirás porque las personas sabemos reconocer la información valiosa.

Además de escribir contenido de mucho valor, te recomiendo además que éste sea evergreen.

El contenido evergreen es aquel que no pasa de moda, que siempre es actual y por tanto perdura en el tiempo. De esta forma tu contenido seguirá atrayendo lectores durante años.

En 10endibujo estuve publicando contenido evergreen gratuito durante 1 año, y gracias a eso el blog ha mantenido un tráfico muy elevado durante más de 2 años y medio.

Dejé de publicar contenido periódicamente en abril de 2015 y desde entonces solo he publicado 7 posts. Sin embargo, el tráfico en el blog ha seguido creciendo hasta alcanzar un máximo de casi 95.000 visitas en el mes de mayo de 2016.

visitas 10endibujo actualidad
Visitas en 10endibujo.com hasta el septiembre de 2017

Otro buen sitio donde publicar contenido gratuito y de calidad es en YouTube.

En mi canal colgué un total de 30 vídeos que aún hoy se pueden ver y siguen recibiendo numerosas visualizaciones.

El último vídeo publicado es de diciembre de 2014, y sin embargo el pico máximo lo alcanzó casi 3 años después en el mes de mayo de 2017 con un total de 19.795 visualizaciones.

Visualizaciones Youtube
Visualizaciones en el canal de Youtube de 10endibujo.com hasta el septiembre de 2017

Como ves, publicar contenido evergreen de calidad atrae visitas durante años.

Eso sí, te aviso de que dedicar un montón de horas a escribir post épicos puede ser frustrante cuando todavía no recibes visitas.

Las gráficas que te he mostrado más arriba quedan muy bonitas ahora, con picos de visitas y un crecimiento fuerte y natural, pero fíjate en la parte inicial: representa meses y meses de duro trabajo sin apenas reconocimiento.

Fíjate por ejemplo en la gráfica de visitas al blog.

El primer mes donde realmente empieza a verse que la línea se despega y hay un crecimiento más o menos evidente es en septiembre de 2014. Para entonces, llevaba ya 6 meses publicando 2 posts semanales sin tener apenas lectores… y eso es muy duro.

Google no te regala nada, y tienes que estar dispuesto a ser muy generoso si realmente quieres ver resultados.

Pero si eres persistente y no tiras la toalla, la recompensa es grande.

Después de esa larga travesía por el desierto, Google te abrirá sus puertas y te premiará con una gran visibilidad, incluso si dejas de publicar y apenas le dedicas tiempo al blog como me pasa a mí actualmente con 10endibujo.

CLAVE 3: Ten una lista de correo desde el primer día y ofrece un lead magnet atractivo para incentivar las suscripciones

Los lectores vienen y van, pero a ti lo que te interesa es que cuando lleguen a tu blog, vuelvan.

Por eso, es importante que desde el primer día tengas una lista de correo para que las personas que estén interesadas en lo que publicas puedan suscribirse. De esta forma, podrás contactar con ellas cada vez que publiques un nuevo artículo, pongas algo a la venta o dispongas de información relevante para ellos.

También te recomiendo que desde el primer momento ofrezcas un lead magnet, que es una pieza de contenido gratuito que regalas al lector a cambio de que te dé su email. Lo más normal es regalar algún tipo de contenido descargable o un PDF como por ejemplo este.

En mi caso, abrí la lista de correo cuando lancé del blog y durante los primeros 6 meses recibía entre 5 y 10 suscriptores nuevos cada mes.

En aquel momento aún no tenía lead magnet.

Sin embargo, cuando acabé el primer ebook decidí ofrecer unas cuantas páginas de regalo en PDF como reclamo para que los lectores se suscribieran a la lista, y eso hizo que el ritmo de suscripciones creciese aproximadamente un 1.000% hasta alcanzar una media de 70 nuevos suscriptores cada mes.

suscriptores lead magnet
Incremento de suscripciones a la lista de correo del 1.000% con el lead magnet

Como ves, con muy poco esfuerzo adicional (simplemente creando un pequeño descargable de interés para tus lectores) puedes hacer crecer tu lista de correo rápidamente.

A partir de entonces, las suscripciones se han mantenido de manera constante a pesar del tiempo que hace que no publico.

Ahora hay más de 4.100 personas suscritas a la lista de correo de 10endibujo, y esa cifra sigue aumentando cada mes.

suscriptores lista correo
Crecimiento actual de suscriptores en la lista de correo de 10endibujo

Lo bueno de tener una lista de correo es que tienes un grupo de seguidores interesados en lo que tienes que ofrecerles.

CLAVE 4: Ten una estrategia de monetización que sepas que podrás implementar, incluso antes de empezar el blog

Un blog por sí solo no es un negocio.

Un blog es una herramienta de marketing para darte a conocer y atraer personas interesadas en lo que tienes que ofrecer.

Si quieres que tu blog se convierta en un negocio, tienes que aprender a rentabilizar las visitas.

Por eso, te recomiendo que antes de empezar tu blog tengas en mente una estrategia de monetización.

En general, para monetizar tu blog tienes dos opciones:

  • Vender productos: normalmente info-productos (información empaquetada en formato digital), como ebooks, audios, video-cursos…
  • Vender servicios: consultoría, clases particulares, sesiones informativas, servicios profesionales (redacción, diseño, programación)…

Estas dos son las alternativas más rentables para ganar dinero con un blog, y lo ideal es que ofrezcas ambas opciones, para que tus lectores puedan escoger la que más les convenga.

Sin embargo, también existen otras dos vías que mencioné en la primera parte de este artículo:

  • Publicidad: bien publicidad contextual como AdSense, o cobrar por publicidad privada de alguna empresa con la que hayas contactado.
  • Afiliación: recomendar a tus lectores productos o servicios de terceros y llevarte una comisión por cada venta que realices.

El sistema de monetización más adecuado para ti dependerá de tus preferencias personales y de la temática de tu blog, pero si quieres poder vivir de tu proyecto cuanto antes, yo te recomiendo que comiences por la venta de servicios y la afiliación.

Puedes ofrecer tus servicios desde el primer día simplemente anunciándolos en la web, y si alguien tiene un problema que cree que tú puedes resolver porque se lo has demostrado con tus artículos en el blog, es relativamente fácil que te contrate.

Lo bueno de ofrecer servicios, además, es que puedes ir subiendo la tarifa conforme aumenta la demanda, y que pueden convertirse en una fuente de ingresos recurrente.

Por su parte, la afiliación también es un sistema bastante rápido.

Es sencillo hablar de un producto que tú mismo usas (o has usado), describir con detalle sus características y tu experiencia, y simplemente poner el enlace de afiliado. Si lo haces bien, antes de que te des cuenta empezarás a recibir comisiones.

En cambio, crear un producto propio puede llevarte mucho tiempo hasta que esté terminado, y si quieres cobrar un precio elevado primero debes conseguir que alguien confíe tanto en ti como para que esté dispuesto a pagar por él, lo cual también lleva su tiempo.

La venta de productos es un sistema que en mi opinión funciona bien… pero sólo si ya llevas un tiempo trabajando en el blog, tienes visitas constantes y seguidores fieles.

En cuanto a la publicidad, quizá sería el último sistema que recomendaría, porque da pocos beneficios, ensucia la imagen de la web y necesita muchas visitas. Si todo lo anterior te va bien, puede ser un buen complemento en el largo plazo, pero no cuando el blog está en sus fases iniciales.

En 10endibujo me equivoqué con la estrategia de monetización porque tardé demasiado ofrecer productos y servicios a mis lectores.

Mi idea original era vender ebooks con el temario de dibujo técnico, pero me llevó demasiado tiempo producir los dos primeros volúmenes (aproximadamente 3 meses cada uno) y el beneficio que obtenía de cada venta era demasiado pequeño (apenas 5 euros) con lo cual no me resultaba rentable.

La venta de servicios, en cambio, sí me fue muy bien.

Las clases particulares online tuvieron una gran demanda desde el primer día, y se convirtieron rápidamente en una buena fuente de ingresos. Incluso después de aumentar las tarifas seguían llegando clientes.

En cuanto a la publicidad contextual, la probé como forma pasiva de obtener rentabilidad del blog y, aunque genera pocos ingresos (solo unos 40 euros al mes), sigo utilizándola porque no me requiere ningún esfuerzo y todo suma.

Quizá si hubiera conseguido monetizar el blog solo con productos y servicios no la usaría, pero lo cierto es que actualmente no me molesta.

ingresos adsense blog
Ingresos de 10endibujo a través de AdSense

Por último, la afiliación es otro sistema que no he llegado a explotar en el blog.

Mi mejor experiencia me llegó casi por sorpresa.

Publiqué un post en el que expliqué cómo aprendí alemán en 4 meses para irme después a buscar trabajo como arquitecto a Suiza, y añadí enlaces de afiliado a los libros que yo utilicé para formarme.

A pesar de que más del 95% del blog trata sobre dibujo técnico y arquitectura, estos libros de alemán son los que más comisiones de afiliados me reportan.

Aproximadamente 160 euros este año.

Es muy poco dinero, porque nunca me he centrado en explotar la afiliación en el blog, pero es un sistema totalmente pasivo y que bien implementado puede llegar a ser muy rentable.

Como ves, hay diferentes formas de monetizar tu blog que pueden funcionar en mayor o menor medida.

Mi recomendación es que desde el primer día tengas al menos una idea de cómo piensas ganar dinero con tu blog, y que siempre busques el equilibrio entre el contenido gratuito y de pago que ofreces a tus lectores.

Y es que, si fallas en alguno de estos dos puntos, no podrás mantener tu proyecto por mucho tiempo.

Recursos

A continuación te dejo los mejores recursos que conozco si estás pensando en montar un blog:

  • Idea2blog es el curso de Ángel Alegre que te enseña cómo montar un blog desde cero. Asimismo, en su página de recursos puedes encontrar todo lo necesario para el proceso.
  • Smart Passive Income es el blog de Pat Flynn y en él puedes encontrar numerosos recursos, estrategias y tutoriales para montar un blog y conseguir que tenga éxito. Este vídeo explica en 4 minutos cómo montar un blog.
  • Hostgator es el hosting donde tengo alojado mi blog desde el principio y me ha funcionado siempre sin problemas.
  • Mailchimp es la empresa donde tengo mi lista de suscriptores. Es gratuita hasta 2.000 suscriptores.
  • Sumo es el servicio que utilizo para captar suscriptores mediante pop-up. Es gratuito si solo tienes una web.

Consejos para empezar en el mundo de las páginas nicho

Las páginas nicho que generan ingresos a través de la afiliación, normalmente de Amazon, son uno de los negocios online con los que puedes ver resultados positivos en menos tiempo.

Mientras que con un blog necesitas varios meses de trabajo para conseguir un flujo regular de visitas, posicionarte como una autoridad en tu sector y lograr que la gente confíe en ti y en tus productos, con las páginas nicho puedes empezar a ganar dinero en un par de meses.

Es además un modelo bastante pasivo y escalable.

Una vez montado necesita poco mantenimiento, así que puedes crear una gran cantidad de páginas nicho y crecer rápidamente.

Eso sí, también es fácil alcanzar un tope de ingresos que puede ser complicado de superar, porque la comisión que recibes por cada producto es muy pequeña (entre el 3% y el 10%) y llega un momento en que es difícil generar más tráfico y ventas.

Existen en cambio otros modelos de negocio, como por ejemplo la venta de info-productos a través de un blog, en los que te llevas prácticamente el 100% de la transacción y por tanto es más sencillo alcanzar grandes cifras.

Otra característica de las páginas nicho es que es que no tienes que tratar con ningún cliente, puesto que es Amazon quien se encarga de entregar los productos y también del servicio post-venta. Tú simplemente cobras de Amazon por haberle conseguido compradores y te olvidas de todo lo demás.

Esto, que a primera vista parece un chollo porque te quita trabajo, es también una desventaja porque en realidad tú no estás creando tu propia clientela sino que se la estás dando a un tercero. Básicamente, te conviertes en un intermediario que se dedica a hacer crecer los negocios de otras personas.

Por último, es importante señalar como aspecto negativo que con las páginas nicho tus ingresos dependen de terceros: dependes de Google para el tráfico y dependes de Amazon para los pagos. El primero hace cambios frecuentes en su algoritmo, y el segundo hace cambios a menudo en su acuerdo operativo. Y tus ingresos están a merced de esos cambios.

Existen maneras de minimizar el impacto que esos cambios puedan tener en tus ingresos, como por ejemplo crear varias páginas nicho, utilizar diferentes programas de afiliados o generar ingresos por otras vías como puede ser la publicidad, pero lo cierto es que hagas lo que hagas el riesgo siempre estará ahí.

Pienso que el modelo de las páginas nicho puede ser adecuado para alguien que busca resultados rápidos, que no quiere tener que lidiar con clientes o venta de productos y que le parezca bien permanecer en un segundo plano o en el anonimato.

Estos son mis mejor consejos si decides elegir empezar tipo de negocio.

CLAVE 1: Elige un producto que se venda bien en Amazon y que tenga poca competencia en Google

La selección del nicho y la palabra clave es esencial para el éxito de tu web.

Si vas a meterte en tu primera página nicho, te recomiendo que vayas a por una palabra clave con competencia baja en Google ya que de esta manera te resultará sencillo llevar tu web a los primeros puestos, con lo que en poco tiempo conseguirás visitas y ventas. Por ejemplo, “purificador de aire” es un nicho que no está muy competido y parece que tiene unas ventas dignas en Amazon.

Obtener resultados rápidos, incluso aunque sean pequeños, te animará a seguir trabajando.

En cambio, si te dejas llevar por la ambición de meterte en un nicho competido como el de las aspiradoras o el de los robots de cocina simplemente por el hecho de que tienen muchas ventas, es posible que te cueste mucho trabajo posicionar tu web y ante la falta de resultados termines desistiendo y abandonando el proyecto.

Por otro lado, es fundamental que elijas un producto que se venda bien en Amazon.

Si consigues posicionar muy bien tu web para un producto que apenas se vende, aunque recibas muchas visitas y lleves mucha gente hasta Amazon, lo más probable es que no compren nada.

Como ves, la búsqueda de la palabra clave es la base sobre la que se cimienta el resto del trabajo.

Dedícale el tiempo que se merece.

En mi caso, la primera búsqueda de palabra clave me llevó 2 semanas enteras.

Siempre que he dedicado el suficiente tiempo a la búsqueda inicial los resultados han llegado de manera más fácil y rápida, así que te recomiendo que hagas lo mismo.

CLAVE 2: Publica mucho contenido y de calidad

Aunque cada vez hay más páginas nicho luchando por los primeros puestos de Google y por tanto más competencia, si te paras a analizar su contenido por lo general es bastante mediocre.

Eso es una gran oportunidad para ti, porque si eres capaz de publicar mejores artículos que tus competidores, probablemente se posicionen mejor en los buscadores, y eso significa más visitas y más ventas para ti 

Cuando hablo de “contenido de calidad” o de “buenos artículos” me refiero a que te preocupes por informar lo mejor posible al lector.

A mí, por ejemplo, me gusta pensar que estoy intentando ayudar a un amigo a entender cómo funciona un producto o a que elija el que más le conviene.

Para ello, busco toda la información necesaria y la presento lo más claramente posible para que mi amigo tome la decisión que más le convenga. Además, acompaño esta información con imágenes y vídeos que considero relevante. Y como entro en profundidad en el tema, lo normal es que el artículo se extienda y llegue fácilmente a las 2.000 o 3.000 palabras.

Simplemente teniendo estos tres puntos en mente consigo crear artículos de calidad para mis lectores y para Google:

  • Información valiosa
  • Vídeos e imágenes relevantes
  • Larga extensión

Por ejemplo, la estrategia que estoy desarrollando en Analizalia está encaminada en esta dirección.

Este artículo sobre cunas colecho que yo mismo redacté tiene una extensión de más de 10.000 palabras, decenas de imágenes, 6 vídeos de YouTube, algunas infografías y varias tablas comparativas, todo ello orientado a explicar al lector de la manera más clara posible cómo funcionan cada una de las 5 cunas colecho y cuáles son los criterios de compra más importantes a tener en cuenta.

Quizá este sea un caso extremo en cuanto a extensión, pero la intención es esa.

Eso sí, para crear este tipo de tipo de artículos necesitas analizar bien tu nicho de mercado antes de empezar a redactar: debes estudiar a los expertos en la materia, conocer sus recomendaciones y entender por qué las hacen.

Por eso,  dedica primero el tiempo necesario a investigar el mercado, y luego presenta esa información de manera clara y completa.

CLAVE 3: Haz una buena estrategia de SEO

El SEO (Search Engine Optimization u optimización para buscadores) es algo imprescindible en el negocio de las páginas nicho porque Google será tu principal fuente de tráfico, y si tu página no aparece en las primeras posiciones nadie va a entrar en ella y por tanto no vas a ganar ni un duro.

Para conseguir hacerte en hueco en los primeros puestos de Google, lo primero que debes hacer es optimizar tu web y tus artículos para que los usuarios tengan una buena experiencia y para que los buscadores encuentren tu página fácilmente. Es lo que se conoce como SEO on page (SEO en la página).

Aunque si eres nuevo te puede sonar algo complejo, en realidad es tan sencillo como tener en cuenta unos cuantos parámetros y aplicarlos correctamente. Este post lo resume bien.

Por otro lado, si quieres subir rápido en el ranking de Google es conveniente –aunque no obligatorio– que sigas una estrategia de linkbuilding. Es decir, que consigas que en otras páginas haya enlaces apuntando hacia la tuya.

Esto se logra con diferentes estrategias, como comentar en blogs, participar en foros, publicar posts invitados… o directamente pagando al dueño de otra web para que añada el link que tú le pidas. Es lo que se conoce como SEO off page (SEO fuera de página).

Personalmente, te recomiendo que empieces con el SEO off page desde el día en que montes la web, y que sigas haciéndolo mientras creas el contenido.

IMPORTANTE: Con los enlaces tienes que tener mucho cuidado porque es fundamental que te lleves bien con Google.

En mi experiencia, la clave es seguir estas tres reglas:

  1. Usa una estrategia diversificada (con todo tipo de enlaces, do follow y no follow)
  2. Deja suficiente tiempo entre los enlaces que colocas
  3. Sé constante en el tiempo.

Te aseguro que en solo unos meses alternando la publicación de posts con la creación de enlaces puedes conseguir grandes resultados.

En mi caso, para mi primera web nicho estuve trabajando así durante 2 meses, y al tercero la página ya estaba en el puesto número 1 de Google para la búsqueda principal y me dio más de 100 euros en un mes. Era enero de 2015.

visitas web nicho actualidad
Visitas de la primera web nicho desde su inicio hasta septiembre de 2017

Durante los siguientes meses las visitas y los ingresos subieron sin parar.

En ese año 2015 me limité únicamente a escribir algunos artículos más y a poner unos cuantos enlaces, y a partir de 2016 no hice nada de nada.

Aun así, esta primera web nicho ha llegado a darme en varias ocasiones más de 1.000 euros en un solo mes y me sigue dando de manera constante varios cientos de euros al mes.

CLAVE 4: Diversifica

Al principio de este apartado mencionaba que uno de los grandes riesgos del negocio de las páginas nicho es que dependes de terceros –Google y Amazon– que te pueden dejar fuera de juego de un día para otro.

Por ese motivo, es importante que en la medida de lo posible intentes reducir el impacto que sus decisiones puedan tener en tus ingresos de tres maneras:

  • Diversifica tus fuentes de tráfico: si no quieres depender al 100% de Google y estar a merced de sus cambios de algoritmo, es conveniente que trabajes con intensidad las redes sociales para conseguir visitas de esa fuente o que conviertas tu web en una marca reconocida que la gente visite sin pasar por un buscador. También puedes establecer un contacto más directo con tus lectores creando una lista de correo.
  • Diversifica tus programas de afiliados: además de Amazon, en tu web puedes incluir enlaces de otros programas de afiliados como BelboonPCComponentes o eBay. De esta manera, no te afectarán tanto los cambios en las condiciones de afiliación. Yo he probado el primero con cierto éxito y tengo buenas referencias de los otros dos, aunque personalmente no los he usado.
  • Diversifica tus fuentes de ingresos: un sistema de monetización alternativo que te recomiendo que implementes en tu web desde el primer día es la publicidad. En cuanto abro una nuevo web nicho, siempre introduzco el código de AdSense para que me aparezcan anuncios de Google, y aunque la cantidad de dinero que percibo es muy inferior a la afiliación es una tranquilidad saber que constituye una fuente de ingresos diferente.
  • Diversifica tus páginas nicho: si todos tus ingresos vienen de una única web, eres muy vulnerable a cualquier penalización, cambio de algoritmo, o cambio de condiciones que afecte a esa web en concreto. Sin embargo, si tienes muchas páginas nicho sobre muchos temas diferentes, es muy complicado que Google o Amazon hagan algo que afecte negativamente a todas a la vez. Sí, es posible que sus cambios reduzcan el tráfico o los ingresos de alguna de tus webs, pero eso se compensará con la subida de otras y al final el total no variará tanto.

Todas estas medidas te ayudarán a reducir y limitar los riesgos de este modelo de negocio, pero no los eliminarán por completo.

Si decides entrar en el mundo de las página nicho, siempre dependerás en mayor o menor medida de Google y de las empresas cuyos programas de afiliados utilices.

Recursos

  • Este artículo de Ángel resume a la perfección la filosofía de las páginas nicho, te da una idea de la cantidad de trabajo que implican y te ofrece los recursos básicos imprescindibles. De hecho, es el artículo que me sirvió a mí para empezar.
  • Niche Site Duel. Tanto el Niche Site Duel 1 desarrollado por Pat Flynn en 2010 como el 2 desarrollado en 2013 son la guía perfecta para seguir paso a paso todo el proceso de una página nicho, de principio a fin. Y es 100% gratis.
  • Niche Profit Course es el curso Chris Guthrie para montar páginas nicho. Cuesta solo 10 dólares y lo que aprendes en él vale su peso en oro. También te recomiendo que eches un vistazo a este post del blog de Chris Guthrie con 20 ideas para obtener el máximo rendimiento con la afiliación de Amazon.
  • Estrategia de backlinks de Pat Flynn: Obviamente esta estrategia tiene cosas obsoletas porque es de 2010, pero es la que yo utilicé, tiene información muy valiosa y sigue funcionando a día de hoy.
  • Backlinko es el blog de Brian Dean y en él puedes encontrar las mejores estrategias para conseguir enlaces de calidad.
  • Niche Pursuits es el blog de Spencer Haws. Aunque no es mi preferido, tiene el único podcast que conozco exclusivamente dedicado a páginas nicho y siempre puedes encontrar información valiosa.
  • Kwfinder es el programa que utilizo actualmente para buscar palabras clave. Durante más de 2 años estuve usando el Long Tail Pro y también funciona estupendamente.
  • Afiliados de Amazon: el acuerdo operativo del programa de afiliados de Amazon es este y las comisiones por publicidad son estas.

Consejos para empezar a vender productos físicos a través de Amazon

Vender productos a través de Amazon es el negocio que más beneficios te puede dar de todos lo que conozco hasta ahora.

Es un negocio con el que se pueden alcanzar grandes cifras en poco tiempo, del orden de 100.000 dólares al mes en beneficios.

Sí, sí, no sobra ningún cero.

Si no te lo crees, escucha este podcast en el que el entrevistado cuenta como logró alcanzar esas cifras sólo un año después de haber empezado el negocio.

Y no es un caso aislado. Aquí tienes otro ejemplo en el que Ryan Moran explica cómo alcanza 125.000 dólares al mes.

Cuando yo lo intenté ni si quiera me acerqué a esas cantidades (de hecho, tuve pérdidas), pero sí que pude comprobar de primera mano la capacidad que tiene Amazon de encontrar compradores, y debo decirte que es impresionante. Amazon es una auténtica máquina de vender.

Tú solo tienes que darles un producto decente con una buena página de ventas y ellos se encargan de venderlo a saco.

Y mientras Amazon vende tu producto, tú puedes concentrarte en hacer crecer tu negocio.

Es así de sencillo.

Eso sí, de todos los negocios que te he presentado en este artículo, este es el único que requiere una inversión de dinero, tanto para empezar como para crecer.

Frente a otros modelos como un blog o las páginas nicho en los que puedes funcionar con unos gastos de unos 100 euros para todo el año, el vender productos a través de Amazon requiere que pagues al fabricante y al transportista antes de empezar a vender.

Tienes que tener en cuenta también que este modelo de negocio no es totalmente pasivo.

Una vez que lo tienes montado y estás vendiendo en Amazon, siempre tienes que estar atento para no quedarte sin stock.

Por otro lado, aunque Amazon se encarga de todo el proceso de venta y de la atención al cliente, tú estás obligado a atender algunas preguntas que tienen que ver con tu marca y con las características del producto; y tienes que contestarlas en menos de 24 horas. Es algo que no te llevará más de 15 minutos al día pero tienes que hacerlo todos los días.

Te recomiendo este modelo de negocio si tienes una cantidad de dinero que estás dispuesto invertir, te parece bien vender tu propio producto y dar la cara por él y si tienes la sangre fría y la habilidad para gestionar desde la distancia cualquier posible dificultad que pueda surgir.

Si ese es tu caso, este negocio puede ser adecuado para ti incluso aunque dispongas de poco tiempo.

A continuación te doy las claves más importantes para entrar en este negocio, desde mi experiencia.

CLAVE 1: Destina suficiente tiempo a elegir el producto adecuado

De la misma manera que antes de empezar un blog debes dedicar un tiempo a pensar sobre qué temática lo harás y que antes de montar una página nicho debes hacer una investigación intensa para ver qué nicho eliges, en el negocio de la venta de productos físicos a través de Amazon es fundamental que te elijas el producto adecuado, porque es la base sobre la que se sustentará el resto del proceso.

A raíz de mi experiencia, diría que para que un producto sea viable debe cumplir 3 requisitos:

  1. Se vende bien en Amazon
  2. La competencia no es excesiva
  3. Los números cuadran

Puedes cumplir con los dos primeros si el producto que eliges tiene un puesto de ventas en la categoría principal de Amazon situado entre el 2.000 y el 10.000.

Me explico.

En Amazon, los productos están organizados dentro de una categoría principal (por ejemplo bebé, deportes, hogar, etc.) y en una o varias subcategorías.

Te muestro este ejemplo del negocio de Ryan Moran de esterillas de yoga, que se encuentra en el puesto de ventas 91.718 para la categoría principal de deportes y en el puesto de ventas 244 en esterillas.

puesto ventas amazon fba
Ejemplo de puesto de ventas de un producto en los más vendidos de Amazon.com

El producto que más se vende en una categoría en Amazon es el número 1 en ventas, así que cuanto más alto es el número, menos se vende.

El que un producto esté entre los puestos 2.000 y 10.000 es una sólo orientación que indica que tiene un buen volumen de ventas, pero que la competencia no es tan feroz como en otros productos más vendidos.

En este ejemplo, una esterilla de yoga no sería un producto recomendable porque no se encuentra en ese rango.

Para cumplir el tercer requisito, que los números cuadren, deberás hacer tus propios cálculos.

Las cuentas son las siguientes:

PV – GM – GT – FBA – C = Beneficios

  • PV = Precio de Venta. Este precio lo defines tú, porque es tu producto
  • GM = Gastos de Manufactura. Es el presupuesto que te da el fabricante
  • GT = Gastos de Transporte. Incluye el transporte desde el país de fabricación hasta el país de venta, así como el transporte hasta las instalaciones de Amazon. El primero lo tendrás que negociar con tu empresa freight forwarder y el segundo con los transportistas asociados con Amazon.
  • FBA = Fullfilment by Amazon. Es la comisión que se queda Amazon por almacenar el producto y gestionar su venta. Tienes a tu disposición esta calculadora para hacer una estimación.
  • = Cuota básica que tienes que pagar a Amazon. Si vendes más de 40 productos al mes te cuesta 39.99 dólares/mes y si vendes menos de 40 productos al mes te cuesta 0.99 dólares por cada producto vendido. Ver precios

Cuando los beneficios te salgan positivos, ya lo tienes hecho.

Conseguir que todo esto cuadre no es tan sencillo, porque el precio de venta estará supeditado al precio de los productos de la competencia, los gastos de manufactura y transporte varían en función del tamaño de tu encargo, etc.

Eso sí, una vez que salgan las cuentas, solo tienes que repetir el proceso hasta vender decenas, cientos o miles de unidades al mes.

Pero no cantes victoria todavía.

Aunque hayas encontrado un producto que cumpla los 3 requisitos, es fundamental que puedas mantener el negocio desde el punto de vista económico, para lo cual necesitas hacer una última comprobación que te explico en la siguiente clave.

CLAVE 2: Asegúrate de que tienes un presupuesto suficiente para afrontar imprevistos y nuevos encargos

El negocio de la venta de productos físicos por Amazon se basa completamente en tu capital, es decir, en el presupuesto que pretendes gastar.

No solo necesitas dinero para fabricar y transportar los productos.

También tienes que estar preparado por si hay algún imprevisto.

Y en el caso de que el negocio vaya bien, querrás seguir con él y crecer, así que tendrás que hacer nuevos encargos incluso antes de haber empezado a cobrar por las ventas de los encargos anteriores.

Puesto que ese dinero tiene que salir de tu bolsillo, te recomiendo que antes de dar por concluida la búsqueda del producto hagas una estimación de los costes de todo el pedido.

Ten en cuenta que los fabricantes suelen exigir un número mínimo de unidades, por ejemplo 500 o 1.000. Aunque estos números son negociables especialmente en el primer pedido, siempre hay un límite a la negociación porque ellos no están dispuestos movilizar toda su maquinaria y personal para hacer un encargo de 10 unidades.

Así que en esta estimación previa debes tener en cuenta:

  • El pedido mínimo que puedes realizar al fabricante
  • El precio para ese pedido mínimo
  • Una estimación del presupuesto del transporte desde el país de fabricación hasta EEUU
  • Una estimación del presupuesto del transporte hasta las instalaciones de Amazon

Aunque la estimación sea solo aproximada, es importante que te quede un amplio margen entre esa estimación y el dinero que pretendes gastarte.

Como cálculo general, yo diría que el presupuesto que tengas previsto gastar debería ser al menos 2, 3 o incluso 4 veces más grande que la estimación de gastos de tu primer pedido completo.

A mí, por ejemplo me surgió un gasto adicional de 1.000 dólares durante el transporte debido a un error que cometí en la fabricación. En concreto, según las normas de Amazon, para mi perfil de vendedor no podía mostrar mi logo ni mi marca en el producto ni en las instrucciones. Eso no lo supe hasta que la mercancía había subido al barco, así que el transportista tuvo que abrir uno por uno todos los productos, sustituir la hoja de instrucciones por una nueva hoja sin el logo y volver a precintar y cerrar todas las unidades.

Si hubiera ido con el presupuesto muy justo, lo habría pasado mal para pagarlo.

Ahí me salvé, pero lo cierto es que mi mala estimación del presupuesto no me permitió continuar con el negocio.

En mis cálculos, ajusté bastante los gastos del primer encargo con el presupuesto total que pretendía gastarme, y cuando llevaba un par de semanas vendiendo el producto me di cuenta de que si quería mantener el stock tenía que realizar un nuevo encargo incluso antes de haber cobrado. Al final no me quedó más remedio que echarme atrás, porque no podía hacer frente a una nueva inversión tan grande.

Esto se habría solucionado si hubiera hecho una estimación más acertada del presupuesto del encargo, así que si vas en serio con este negocio intenta no cometer el mismo error.

Te recomiendo que seas realista con tu presupuesto y que dejes un amplio margen para eventualidades y los futuros encargos que vendrán.

Si ves que no te cuadran los números, no arriesgues a lo loco.

Vuelve a la selección de producto y prueba con uno más barato, más ligero o menos pesado para abaratar los costes de fabricación y/o transporte hasta que veas que con tu presupuesto puedes afrontar imprevistos y futuros encargos.

Recuerda que todo este proceso puede llevar bastante tiempo. Yo estuve un mes entero para decidirme por el producto y aun así cometí el error que te he comentado. Pero si tienes en cuenta esta segunda clave, no tiene por qué pasarte a ti también.

CLAVE 3: Pide muestras a diferentes fabricantes antes de hacer un pedido en firme

Una vez que estés seguro del producto que quieres fabricar y que veas que te cuadran todos los números y presupuestos, es momento de pedir muestras a los diferentes fabricantes.

Es muy importante que puedas comprobar por ti mismo cómo es el producto antes de ponerlo a la venta y antes de que lo reciban tus compradores.

En las imágenes puede tener muy buen aspecto y el fabricante te puede decir que es de gran calidad, pero solo debes confiar en tu criterio para determinar si tiene la calidad que tú esperas.

Recibir una muestra desde China puede costarte entre 50 y 100 dólares, pero considero que es un gasto obligatorio con el que debes contar.

Sin ir más lejos, el fabricante que yo finalmente seleccioné me envío primero una muestra y cuando la recibí le pedí una segunda. La segunda muestra en teoría era exactamente igual que la primera y solo se diferenciaba de esta en el color. Sin embargo, cuando la recibí en casa comprobé que las medidas no eran las mismas y el acabado final del material también era muy diferente. Si hubiera confiado únicamente en las imágenes y sus comentarios, seguramente habría escogido esta segunda muestra sin haberla comprobado por mí mismo y me habría equivocado.

Tuve una experiencia similar con otro comercial.

En principio me ofrecía un producto muy parecido al que estaba buscando pero su precio era mucho mayor. El comercial me aseguraba que la calidad del producto era muy superior a cualquier otra que pudiera ver de otros fabricantes y por tanto el precio mayor estaba justificado. Cuando recibí la muestra comprobé que la calidad era incluso inferior a la de otras muestras más baratas que había recibido.

De nuevo, la palabra del comercial me habría llevado a error si no hubiera comprobado por mí mismo las muestras.

La moraleja de esta historia es que, independientemente de lo que te diga el fabricante, debes pedirle siempre una muestra para comprobar la calidad del producto por ti mismo.

Es un pequeño gasto adicional, pero un pequeño gasto que puede marcar la diferencia entre que tu negocio tenga éxito o fracase.

CLAVE 4: Ten paciencia y acaba todo el proceso

El camino desde que comienzas la investigación hasta que consigues vender un producto es largo, tiene muchos obstáculos diferentes y también tiene muchos tiempos de espera en los que no puedes hacer otra cosa más que esperar.

Psicológicamente es un reto, y posiblemente te surgirán dudas y quieras abandonarlo.

¡No lo hagas!

Mi consejo es que te lo tomes con calma y vayas superando cada fase, afrontando cada una sin mirar más allá, hasta acabar todo el proceso. Solo cuando consigas que tus productos se estén vendiendo podrás tener la visión integral y entonces podrás hacer una evaluación justificada.

CLAVE 5: Mejora tus márgenes de beneficios conforme vaya pasando el tiempo

Es posible que tu primer encargo sea todo un éxito y consigas grandes beneficios.

Pero también es posible que te pase como a mí y el primer encargo te suponga un gasto.

No te preocupes.

Lo difícil es arrancar y conseguir que se vendan tus productos en Amazon.

Pero una vez que la maquinaria está funcionando y las ventas se van sucediendo cada día, es el momento en que puedes empezar a jugar con los números para ponerlos a tu favor.

Tienes 3 opciones para exprimir los márgenes de beneficios:

  1. Pedidos más grandes: cuanto mayor sea la cantidad de unidades que encargues, más baratas te salen la producción y el transporte. Yo pedí 500 unidades por 2.800 dólares pero sobre la mesa tenía la oferta de 1.000 unidades por 5.000 dólares y cuanto mayor era el encargo, más barato salía por unidad.
  2. Subir el precio del producto: conforme el producto se va vendiendo, Amazon le va dando mayor visibilidad y además va recibiendo cada vez más opiniones con lo que aumenta la confianza del comprador. De esta manera es factible ir subiendo el precio a los productos. Yo empecé vendiendo mi producto a 12 dólares y llegué a venderlo hasta por 23 dólares. Comenzaba a obtener beneficios a partir de 19 dólares.
  3. Introducir nuevos productos relacionados en tu marca: si sacas productos de la misma marca que complementan al que ya tienes a la venta, se suelen producir ventas cruzadas ya que si alguien confía en tu primer producto, seguramente también compre el segundo.

Estas son solo tres estrategias que puedes aplicar para mejorar tu balance entre gastos e ingresos.

Yo no pude continuar con el negocio porque no me llegaba el presupuesto y además las páginas nicho me estaban funcionando mejor. Pero quizá a ti te puede ir mejor después de conocer mi experiencia.

Recursos

  • Este post en Upfuel fue el que me hizo enterarme de este negocio y de los grandes beneficios económicos que podía reportar. El podcast de Chris Guthrie (SellerCast) también es muy recomendable.
  • Amazon Seller Central es la página donde inscribirte como vendedor en Amazon de EEUU. Para vender en España es esta.
  • Amasuite es el curso de Chris Guthrie que yo seguí para conocer todo el proceso. Incluye unos programas que instalas en el ordenador que facilitan el análisis de productos en Amazon.
  • Alibaba es la web donde encontrar fabricantes al por mayor a buenos precios.
  • Freedom Fastlane es la web de Ryan Moran y en ella encontrarás posts y podcasts relacionados con la venta de productos en Amazon.

Conclusión: empieza y el camino se irá abriendo

Ahora que ya conoces mi historia completa, quiero que te des cuenta de que la única razón por la que hoy en día puedo vivir de Internet es porque, a pesar de no tener experiencia, en su día decidí intentarlo, y porque en vez de rendirme a las primeras de cambio, experimenté y probé cosas diferentes hasta encontrar un modelo de negocio que funcionase para mí.

Cada vez que me metía en un nuevo proyecto me fijaba en mis sensaciones, en la respuesta de mi entorno, en mis resultados… Y con esa información podía decidir de manera mucho más fiable si ese negocio era el adecuado o si debía probar otra cosa diferente.

Con cada nuevo negocio iba aprendiendo, y eso hacía que empezar el siguiente fuese más fácil, más rápido y que aumentasen mis probabilidades de éxito.

Sin embargo, si me hubiese quedado en casa esperando a tenerlo todo claro, todavía no habría empezado ni una sola web.

En este post te he demostrado que existen infinidad de negocios online que cualquiera puede empezar desde su casa con una inversión de 100 euros o menos. Así que si tu problema es la falta de ideas o de recursos, te has quedado sin excusa.

Recuerda que lo más probable es que tu primer proyecto no sea el que mejor te funcione, pero eso da igual. Lo importante es que empieces, y que, una vez hayas empezado, pruebes varios modelos de negocio hasta que des con el que te sientas más cómodo y te dé resultados.

Si no sabes lo que es el SEO, ni un hosting, ni WordPress, ni AdSense, ni un afiliado, no te preocupes. Estás igual que yo hace 4 años.

Tardé 20 meses en llegar a unos ingresos mensuales dignos para vivir.

20 meses difíciles, porque fueron de gran incertidumbre, pero ese fue el precio a pagar para poder disfrutar de la libertad que tengo ahora mismo.

La pregunta es: ¿qué vas a hacer tú?

¿Vas a seguir poniéndote excusas y soñando con crear un negocio online que te permita crear una vida a tu medida, o estás dispuesto a pagar el precio e intentarlo tantas veces como sea necesario?

La decisión es sólo tuya.

Un fuerte abrazo,
Pablo

###

¡Tú turno!

¿Has probado suerte con alguno de estos negocios online? ¿Qué tal te ha ido? De todos los modelos de negocio que te he presentado, ¿cuál es el que más te motiva y por qué?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

🙂

Y si conoces a alguien que esté planteándose dar el salto y empezar su propio negocio online, envíale este post. Le será de gran ayuda 

×

Expired!
00 Days
00 Hrs
00 Mins
00 Secs